Menú

Declaración CECEA

A 100 años de la
Reforma de Córdoba

21 de junio de 2018

Hoy se conmemoran los 100 años del Manifiesto Liminar de la Reforma Universitaria de Córdoba de 1918. Aquellos estudiantes nos dejaron más que un recuerdo, nos dejaron el legado de la Universidad Latinoamericana, una universidad pública, autónoma, gratuita, de libre acceso y con un estrecho vínculo con la sociedad a través de la extensión. Hoy, a un siglo desde aquel entonces, nos toca defenderla y seguirla construyendo.

Nuestra facultad ha transitado un período transformaciones constantes durante los decanatos de Rodrigo Arim. Entendemos que este proceso se caracterizó por tener como objetivo avanzar en la democratización del conocimiento terciario y para ello ha sido necesario comenzar a derribar barreras que limitan el acceso y la permanencia en la facultad. Sus puertas están cada vez más abiertas. Se abren a aquellos estudiantes que provienen de educación secundaria pública que, tras la implementación del Nuevo Plan de Estudios, logran egresar a un ritmo mayor. Se abren a aquellas estudiantes que, gracias a la importancia otorgada a un proyecto de descentralización, hoy en día egresan con formación universitaria a lo largo del territorio nacional. Se abren aún más a aquellos estudiantes que hoy se encuentran privados de libertad y que hasta hace un tiempo atrás su acceso a la facultad estaba lejos de concretarse.

En contraste, observamos a una Universidad de la República cada día más enclaustrada en sí misma. Como estudiantes no concebimos que nuestra universidad continúe en un camino alejado del fomento al debate en sus órganos de cogobierno y a la construcción de consensos. En nuestro corto pasaje por el cogobierno universitario en el rol de estudiantes, nos negamos a esperar cuatro años más para que la universidad pueda darse las transformaciones que la sociedad merece.
Estamos convencidos de que la universidad se construye de otra forma. Queremos una universidad de puertas abiertas y no solo para universitarias y universitarios. Que retome su impulso descentralizador, que priorice la enseñanza de las generaciones que ingresan, que piense en su investigación como herramienta para el desarrollo del país, que revitalice la extensión, que se vincule con la sociedad y el resto del sistema educativo, que trabaje para reducir las desigualdades entre hombres y mujeres, y entre quienes acceden a ella y quienes no. Una universidad que democratice el acceso al conocimiento.

Para ello, vemos en Rodrigo a la persona ideal capaz de liderar un nuevo proceso de cambios en nuestra casa de estudios basado en la construcción colectiva, resaltando la valorización del rol estudiantil en el cogobierno universitario durante su decanato. Nuestra universidad debe iniciarse en nuevo proceso. Un proceso de transformación constante.
Por lo anterior, desde el Centro de Estudiantes de Ciencias Económicas y de Administración proponemos a Rodrigo Arim como candidato a Rector de la Universidad de la República.

 

 

Por todo lo que nos une
CECEA-ASCEEP-FEUU