Menú

A la comunidad universitaria

A la comunidad universitaria

19 de agosto de 2018

Estos últimos han sido días en los que recibí grandes muestras de apoyo y afecto. Por un lado, las vinculadas al cierre de una etapa muy enriquecedora. Por otro, las que provinieron de un amplio y diverso espectro de universitarios y colectivos que planteó mi candidatura al cargo de rector de nuestra Universidad de la República.

Los avances y resultados de la FCEA nombrados estas semanas, de los que hoy podemos enorgullecernos como servicio, son fruto de grandes esfuerzos colectivos que dieron lugar al debate, a la construcción y a la proyección.

Antes de hacer pública mi posición sobre esta propuesta, quiero hacerles saber que me llenan de orgullo los apoyos logrados desde una heterogénea procedencia de servicios, sensibilidades y posiciones. Estoy convencido de que no es solo una apuesta a la persona, sino que se trata de una apuesta a los debates y las trasformaciones que debemos promover desde el cogobierno, como se menciona en las declaraciones.

Las elecciones en nuestra Universidad son un mojón que nos empuja a pensar, a repensar y a proyectarnos como institución. La Universidad de la República debe demostrar capacidad para elaborar propuestas de transformación, pensando en horizontes largos y consciente de su papel en el proceso de desarrollo social, cultural y económico del país.

En una institución cuya dirección es colectiva, el esfuerzo de conducción implica construir y sostener una agenda que, a partir de las prácticas propias de una democracia deliberativa, permita avanzar en decisiones programáticas y estratégicas que deberán expresarse con claridad y contundencia a partir del ejercicio pleno y fecundo de la autonomía.

Quiero aceptar este nuevo desafío como parte de uno colectivo de avanzar en esa dirección, confiado en que esta instancia democrática será un espacio propicio para el intercambio, la discusión profunda y el franco debate de ideas.


Rodrigo Arim